miércoles, 1 de octubre de 2014

Como saber de qué tipo de fuego se trata con solo ver el humo

El otro día estuve por la montaña con un amigo y en la cima, que podíamos ver nuestro pueblo y los vecinos, podíamos ver también una humareda bastante grande.

Con esto empezamos a hablar del tipo de fuego que sería o, si el fuego estaría extinto o no.

Como todavía no nos hemos puesto de acuerdo porque el tipo de humo puede ser por varias causas y porque creo que esto es una buena curiosidad, me he decidido a explicaros como se puede saber el tipo de fuego que nos podemos encontrar solo por el tipo de humo.

Alguna vez habréis visto humo negro, blanco, grisáceo o incluso amarillo en determinadas ocasiones.


Aquí es donde explicare  el por qué el humo tiene esos colores tan específicos y con la mayor brevedad posible.



La “guía de protección contra incendios” define al humo como la formación de un conjunto de partículas sólidas, aerosoles y gases de combustión que son tóxicos, inflamables y volátiles.
Si lo analizamos con más detalle, el humo está compuesto por tres componentes:

  • Materia sin quemar;
  • CO2, vapor de agua y otros gases emitidos por el material combustible;
  • Aire atrapado en la columna ascendente.


Ahora, para poder “leer el humo” podemos tener en cuenta 4 características esenciales como son; volumen, densidad, velocidad y color. 

Solo os voy a dar detalles del color, puesto que esta característica es más fácil de observar por inexpertos como yo, por ejemplo.

Como lo que produce el humo es un incendio y este se basa en la combustión de materiales, el humo tendría un solo color si se quema un solo material, al quemarse varios materiales al mismo tiempo, el humo tendría más colores y sería más difícil distinguirlo.

Para empezar con los colores, debo de decir que, todas las materias emiten al principio humo blanco, esto es así, porque todo tiene una cierta cantidad de humedad y al arder pierden el contenido en agua.
Podemos observar entonces, que un humo fino y algo coloreado que se mueve muy despacio, podría ser el inicio de un incendio a pequeña escala.

Ahora bien, un color marrón o color bronce, puede indicar que los materiales que se están quemando son materiales derivados de la madera, por ejemplo.

Un color blanco, aparte de lo dicho anteriormente significa que el principal componente son vegetales y que arde con oxígeno en abundancia.

                             

Si los materiales están compuestos por celulosa o fibras artificiales, el humo será de color gris y negro para los plásticos, petróleo, materiales acrílicos, alta concentración de gases tóxicos y puede indicar también que el fuego arde en presencia de muy poco oxígeno. De todas formas, si el humo negro es fino y se desplaza a gran velocidad, esto indica que la combustión es de gran eficacia y que el fuego está próximo al punto de observación.


                           


Por último el color amarillo es producido por la quema de sustancias químicas como azufre, ácido clorhídrico y nítrico.

                            

Espero que este artículo sea de vuestro interés, no está nada mal saber ciertas curiosidades.


Entrada dedicada a mi buen amigo Fran.




4 comentarios :

  1. Creo que cuando los bosques arden el color es marrón, y cobre si no me equivoco, En todo caso cuando hay químicos y todo eso afecta al medioambiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón Alejandra.

      Espero que te haya gustado y gracias por leerme ^^

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Dana, me alegro que te haya gustado y espero verte más por aquí ^^

      Un saludo!

      Eliminar

Subir